sábado, 19 de marzo de 2011

Japon...

Desde el pasado 11 de Marzo nos hemos podido dar cuenta que la realidad supera la ficción, Japón está atravesando la que seguramente es la catástrofe más cara en la historia del mundo,en todos los sentidos. ¿Qué se puede escribir? ¿Qué puedo decir? No hay palabras que expresen el horror por el que están pasando los japoneses y, mucho menos, para plasmar lo mucho que les queda todavía por pasar. Las imagenes son desgarradoras, resulta terrorífico ver la fuerza de la naturaleza en acción, darse cuenta de lo indefensos que estamos realmente, de lo fácil que es pasar del todo a la nada. Una semana viendo imágenes a las que cuesta acostumbrarse, impactantes todas ellas... desde el agua tragándose todo aquello que se ponía por delante hasta la dignidad con la que rezan a sus muertos ( la mujer ante un montón de escombros rezando y un soldado parando para rezar con ella o la más reciente, la hija hablando con el cadáver de su madre y esa mano dando consoladores golpecitos al cuerpo), pasando por la calma con la que esperan pacientemente su turno en las colas y lo nada abusones a la hora de aprovisionarse.
El dolor me ha inundado al ver una tragedia de tal magnitud aunque,al tiempo,  me ha dejado realmente impresionada ver, por fin, lo que la palabra civilización significa... la actitud de los japoneses es a lo que tendríamos que haber llegado el resto de paises en el S.XXI. Admirable la actitud con la que se están enfrentando a este devastador e incierto destino. Las imperturbables y ordenadas colas, la ausencia total de vandalismo, la ayuda desinteresada que prestan a los necesitados y un largo etc. de virtudes que no estamos acostumbrados a ver en nuestro día a día, no digamos en una situación de emergencia.
Esta tragedia debería hacernos recapacitar sobre varios temas sobre los cuales la raza humana hace mucho que no piensa...¿por donde empezar? ¿ La madura evolución a la que han llegado los japoneses ? Sí, no cabe la menor duda, así deberían ser la mayoría de sociedades hoy en día. Cierto es que Japón cuenta con gran número de suicidios pero, a grandes rasgos es una sociedad admirable. Aparte que han conseguido amalgamar tradición milenaria con modernidad, los recientes acontecimientos comparados con desastres acaecidos en otras partes del mundo deberían avergonzar al resto de la humanidad, muchos no dejamos de ser salvajes. La dignidad que otorgan a los muertos mientras que en otras partes del mundo no son más que despojos, el respeto que brilla en todas y cada una de sus acciones resulta admirable.
¿ La naturaleza? La naturaleza nos da lecciones de humildad continuamente, la última ha sido en Japón. Somos pequeños seres a merced de las incontrolables fuerzas de la naturaleza  y, sin embargo, la prepotencia humana no admite tal afirmación. Nos creemos omnipotentes y creamos engendros que no podemos controlar como, efectivamente, las plantas nucleares. No es una cuestión política, es lógica pura y la historia nos ha sobradamente probado que la energía nuclear es incontrolable. Chernobyl es el ejemplo que más ha marcado en ese sentido pero, conociendo el comportamiento de las autoridades pertinentes ¿cuántas fugas radioactivas o accidentes pueden haber habido  sin nuestro conocimiento? Pretenden tranquilizarnos, tratan de convencernos de todo está bajo control... pero cómo puede uno tranquilizarse viendo como a día de hoy, ante un accidente tal, se aplican las mismas medidas que hace 25 años en Chernobyl... 25 años después !!!  En pleno S.XXI ¿estamos preparados para hacer frente a los caprichos de la naturaleza? Opino que, a raíz de lo que hemos visto en los últimos años y hace unas semanas más que nunca, no, no estamos preparados. Se cierne sobre nosotros una sombra que llega desde nuestro Sol , amenazando con acabar con satélites, electricidad y muchas cosas con las que a día de hoy se nos haría difícil vivir sin, y nosotros, los países conocidos como desarrollados estamos más indefensos que nunca.
Hay que recapacitar, hay que replantearse muchas cosas... tal vez estos acontecimientos sean la chispa que encienda la llama del conocimiento, ese conocimiento que nos convierta en una civilización mejor, una civilización algo más parecida a la japonesa en lo que dignidad, educación y respeto se refiere. Un conocimiento que nos acerque más a este planeta que, al fin y al cabo, es nuestra casa, la única que tenemos y que,de ningún modo, se va ha dejar vencer.
Por el momento mi nominación a próximo Nobel de la Paz sería para todos y cada uno de los ciudadanos japoneses porque, sin duda, han hecho y están haciendo más que Obama, el reciente receptor de tan distinguido galardón.
En fin, a la hora de cerrar estas lineas todavía no estaba claro el futuro de la central, lo que si queda claro es el difícil futuro que espera al país del sol naciente, pero se levantará, no cabe duda alguna.

9 comentarios:

Gatopardo dijo...

Se levantará seguro, además de estar acostumbrados a las desgracias de Hiroshima y Nagasaki, tienen una disciplina interior y exterior impresionantes.

DDmx dijo...

Es increible la cultura nipona, los ideales que tienen dentro de sus cabezas, ideales milenarios.

Pepe Deapié dijo...

Yo creo que si algo define a los japoneses es la dignidad y el honor (este último a veces mal entendido). Son admirables en muchos sentidos.

Pepe Deapié dijo...

Yo creo que si algo define a los japoneses es la dignidad y el honor (este último a veces mal entendido). Son admirables en muchos sentidos.

Pepe Deapié dijo...

Yo creo que si algo define a los japoneses es la dignidad y el honor (este último a veces mal entendido). Son admirables en muchos sentidos.

Sahndrah dijo...

GATOPARDO .... Sí, ya tienen experiencia en desastres, se recuperan porque es un país unido,con tradiciones arraigadas, constantes y,sí, la disciplina. Admirables.

DDmx .... Eso es lo que siempre me ha maravillado de ellos, el haber conseguido avanzar con los tiempos sin,por ello, renunciar a costumbres e ideales milenarios.

PEPE DEAPIÉ .... Nada que añadir, concuerdo contigo... las tres veces ;)

Miguel A. Rosales dijo...

Pues que decir acerca de todo esto, ya habéis expresado demasiado con poco texto, pero yo añadiré algo que me sorprendió en exceso y todavía no salgo de mi asombro, fue ver al pueblo japonés permanecer inquebrantable ante lo que se les venía encima, como guardaban su turno en supermercados, gasolineras, etc..., con total educación y estricto orden - asombroso -, sinceramente, espero y confío en los recursos del pueblo japonés para una pronta recuperación, es un ejemplo de humildad, dignidad y superación, del que nuestra civilización debería empaparse a conciencia.

Thunderbird dijo...

No mucho que decir respecto al tema , todos pensamos en lo terrible que ha sido y que saldrán adelante, con apoyos claro.

Os dejo un enlace de una Psicografia de lo de Jaón, una predicción pictorica del suceso años ha... quien la crea bien y quien no ahi queda eso.

http://misteriosenlaweb.blogspot.com/2011/03/benjamin-solari-parravicini-predijo-la.html

Sahndrah dijo...

MIGUEL A. ROSALES .... Bienvenido.
Efectivamente lo que comentas también a mi me sorprendió y me sigue sorprendiendo. Comparto todas y cada una de tus palabras. En cuanto a la recuperación del país, sin duda, son personas fuertes,luchadoras... de todos modos me preocupa los posibles efectos que puedan tener a raiz de la radioactividad ¿estarán los responsables contando toda la verdad? El tiempo dirá.
Gracias por tu visita.

THUNDERBIRD .... Gracias por tu aportación. Ya conocía la existencia de los dibujos de Parravicini, no solo el referente a Japón,tiene muchisimas psicografías, varias de las cuales se han ya cumplido; de todos modos será interesante visita para los que desconozcan su existencia.
Un saludo